Desmontando mitos de la sexualidad en la tercera edad

afaga alzheimer sexualidad tercera edad

La sexualidad ocupa un espacio significativo en nuestra din谩mica social de interacci贸n con el medio. Si bien es cierto que en la sociedad las relaciones afectivo鈥搒exuales est谩n 铆ntimamente relacionadas con las sensaciones de placer, pasi贸n y deseo, la definici贸n es mucho m谩s amplia. Estamos ante una dimensi贸n biol贸gica, psicol贸gica y social con la capacidad de influir positivamente en nuestra calidad de vida y bienestar personal.

Sin embargo, 驴el sexo tiene edad?

Este art铆culo de Lorena Costas nos da respuesta a esta pregunta:

Desmontando los mitos de la sexualidad en la tercera edad

La sexualidad ocupa un espacio significativo en nuestra din谩mica social de interacci贸n con el medio. Si bien es cierto que en la sociedad las relaciones afectivo鈥搒exuales est谩n 铆ntimamente relacionadas con las sensaciones de placer, pasi贸n y deseo, la definici贸n es mucho m谩s amplia.

Estamos ante una dimensi贸n biol贸gica, psicol贸gica y social con la capacidad de influir positivamente en nuestra calidad de vida y bienestar personal. Es una din谩mica de enriquecimiento y una estrategia de comunicaci贸n, no solo entre individuos, sino con nosotros mismos. A trav茅s de relaciones sexuales basadas en el respeto y la igualdad, podemos adquirir aptitudes, actitudes y emociones tremendamente聽 positivas para nuestro desarrollo. Sin embargo, 驴el sexo tiene edad?

Parece incre铆ble que existan restricciones a la hora de elegir disfrutar de nuestra sexualidad. A pesar de ser algo libre y personal, la opini贸n social general afirma que el deseo sexual nace y cobra importancia en la juventud, se mantiene en la etapa adulta y desaparece en la tercera edad. Por lo tanto, el sexo en este 煤ltimo ciclo vital est谩 plagado de estereotipos, prejuicios y conductas que rechazan, discriminan y limitan esta pr谩ctica sexual, lo que provoca la aparici贸n de mitos relacionados con la sexualidad y el deseo, coartando la libertad sexual de este colectivo. La OMS (Organizaci贸n Mundial de la Salud) establece que m谩s del 22% de las personas mayores en el mundo, presentan problemas con su sexualidad a causa de la presi贸n social.

A continuaci贸n, se nombrar谩n algunos de los mitos m谩s extendidos sobre la sexualidad en la tercera edad:

  • 鈥淟as personas mayores son asexuales鈥
    La sexualidad es inherente al ser humano, y por tanto, no existe un l铆mite cronol贸gico. Nos estamos alejando de la idea de que las relaciones
    sexuales son por y para la reproducci贸n, pero todav铆a nos queda mucho camino por andar. A d铆a de hoy, consideramos que el sexo es algo propio de la juventud y la adultez, y que practicarlo cuando se es mayor resulta
    inapropiado y rid铆culo. Estas ideas negativas se traducen en conductas sociales que influyen en el colectivo de la tercera edad, el cual, en muchas ocasiones se ve censurado y suprime sus propios deseos, por considerarlos incorrectos.

  • 鈥淟as personas mayores pierden su atractivo sexual tras la juventud鈥
    El ideal de belleza m谩s extendido tiene como principal protagonista el cuerpo de las personas j贸venes. Por el contrario, la vejez nunca se ha relacionado con esta idea. No obstante, la belleza es algo subjetivo que se crea y evoluciona con la sociedad. Por lo que es un error pensar que en la tercera edad, las personas pierden la capacidad de despertar deseo sexual en otras.

  • 鈥淟as personas mayores solo necesitan contacto emocional鈥
    Se cree que en la vejez, las personas cambian el deseo sexual por la necesidad de contacto emocional. Que prefieren caricias, besos y palabras bonitas. Es cierto que la sexualidad y el deseo sexual cambian con el paso del tiempo, pero no desaparecen. En la mayor铆a de los casos, las personas que han disfrutado a lo largo de su vida de una sexualidad plena y positiva, van a
    querer practicarla siempre.

  • 鈥淟as personas mayores no tiene capacidad f铆sica para proporcionar o sentir placer鈥
    Aunque el cuerpo y los 贸rganos genitales y reproductores cambian con el paso del tiempo, generalmente, estos no pierden su capacidad sexual.
    Existen modificaciones f铆sicas motivadas por la vejez, pero no deben suponer una barrera para disfrutar del sexo. Se trata de un aprendizaje y adaptaci贸n de la conducta sexual. Nuestro cuerpo cambia, y nosotros debemos cambiar con 茅l.

  • 鈥淟as personas mayores no deben practicar sexo porque puede ser perjudicial para su salud鈥
    Aunque el estado f铆sico y/o mental de una persona influye en su sexualidad, la aparici贸n de ciertas patolog铆as no tienen porqu茅 eliminar las relaciones afectivo-sexuales ni el deseo sexual. La sexualidad vivida de forma satisfactoria implica la mejora de la calidad de vida de las personas. En la mayor铆a de los casos, se necesita una adaptaci贸n a las nuevas caracter铆sticas
    personales que nos permitan desarrollarnos positivamente.

Mencionados y analizados los mitos m谩s relevantes sobre la sexualidad en la tercera edad, podemos concluir que las conductas sexuales en esta etapa son igual de significativas, apropiadas y satisfactorias que en聽 cualquier otro momento de la vida. 脷nicamente debemos adaptarnos a las nuevas caracter铆sticas y sacar lo mejor de nosotros y nosotras mismas. Es muy probable que si una persona ha disfrutado de una sexualidad placentera a lo largo de su vida, este deseo se mantenga a pesar de la edad. Incluso, existen casos donde el placer sexual pleno se alcanza por primera vez en la vejez.

Como parte de la sociedad, no debemos enjuiciar estas conductas, sino normalizarlas y darles la importancia que se merece en nuestras vidas.

Lorena Costas Caride

Educadora Social de Afaga

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Scroll al inicio