Apenas transcorreran uns meses, e Pablo, infatigable, todos os domingos formulábame a súa pregunta rutineira: «Papá, cando visitaremos ao avó?»… Cada vez que escoitaba esas palabras abandonar a súa párvula boca, estremecíame. Non sabía onde meterme nin que responder. Faltábanme escusas por poñer; o henchido saco de pretextos e mentiras piadosas que portaba sobre a miña conciencia, comezaba a rasgarse. Como lle ía a explicar a un mico de seis anos o que realmente ocorría!

Así comeza ‘El mejor antídoto’, un relato entrañable cuxo autor, Alfonso Quero González, achéganos ao mundo os avós e os netos, e o agarimo infinito que se establece entre ambos. Unha relación que non ten fronteiras e non entende de enfermidades. Un relato para lembrar. ‘O mellor antídoto’ quedou finalista na categoría de Estilo no IV Concurso de Relatos Curtos sobre Alzheimer ‘Nun Recuncho da Memoria’.

Pica aquí para ler o relato O Mellor Antídoto

 

2 thoughts on “‘O Mellor Antídoto’”

  1. Qué bonito suena. Y qué duro cuando la realidad es completamente opuesta. Tengo 3 hijos y vivo a 600 km de mis padres.
    Mi padre tiene Alzheimer y cada vez que vengo a visitarlos, desde hace más de 1 año al mayor lo tiene cruzado. No puede sentarse en el sofá porque le grita, no puede coger el mando a distancia, abrir una puerta, caminar por el pasillo!!! No puede verlo delante de él porque le pega un grito desproporcionado.
    La pequeña tiene 3 meses y cada día pregunta “quien Es ese niño? De quién es?” Da igual que estemos 2 semanas con ellos en casa, cada dia lo pregunta varias veces.
    Al mediano es al único al que parece que reconoce y no le grita. No le molesta…

    Vamos. Que muy idílico eso del amor del abuelo enfermo con los nietos pero en mi caso se ha convertido en una tortura para mi hijo mayor…

    Saludos

    1. Sí, la enfermedad de Alzheimer provoca a veces situaciones muy complicadas y duras. Mucho ánimo y explica bien todo esto a tu hijo mayor, tiene que comprender que quien actúa así no es su abuelo, si no que es el resultado da una enfermedad neurodegenerativa. Hay varios libros y cuentos que pueden ayudarle a comprender mejor todo esto: La abuela durmiente, La maleta del abuelo o Mi abuela no se acuerda de mi nombre. Estos son algunos ejemplos, pero es una buena forma de que los niños entiendan mejor estas situaciones complicadas.
      Un abrazo.

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *

73 − = 65