Cuando sea viejo

La edad trae una etapa en la vida que no siempre es f谩cil de llevar, es d贸nde tenemos que ser m谩s comprensivos que nunca…

CUANDO SEA VIEJO (reflexi贸n para los que nos acompa帽an) La edad trae una etapa en la vida que no siempre es f谩cil de llevar, y donde tenemos que ser m谩s comprensivos que nunca. El d铆a que est茅 viejo y ya no sea el mismo, ten paciencia y compr茅ndeme. Cuando derrame comida sobre mi camisa y olvide c贸mo atarme mis zapatos, recuerda las horas que pas茅 ense帽谩ndote a hacer las mismas cosas. Si cuando conversas conmigo, repito y repito las mismas palabras que sabes de sobra c贸mo termina, no me interrumpas y esc煤chame. Cuando eras peque帽o, para que te durmieras tuve que contarte miles de veces el mismo cuento hasta que cerrabas los ojitos. Cuando estemos reunidos y sin querer haga mis necesidades, no te averg眉ences y comprende que no tengo la culpa de ello, pues ya no puedo controlarlas. Piensa cuantas veces, cuando ni帽o, te ayud茅 y estuve paciente a tu lado esperando a que terminaras lo que estabas haciendo. No me reproches porque no quiera ba帽arme; no me rega帽es por ello. Recuerda los momentos que te persegu铆 y los mil pretextos que te inventaba para hacerte m谩s agradable tu aseo. Ac茅ptame y perd贸name, ya que yo soy el ni帽o ahora. Cuando me veas in煤til e ignorante frente a todas las cosas tecnol贸gicas que ya no podr茅 entender, te suplico que me des todo el tiempo que sea necesario para no lastimarme con tu sonrisa burlona. Acu茅rdate que yo fui quien te ense帽贸 tantas cosas. Comer, vestirte y tu educaci贸n para enfrentar la vida tan bien como lo haces, son producto de mi esfuerzo y perseverancia por ti. Cuando en alg煤n tiempo mientras conversamos me llegue a olvidar de que estamos hablando, dame todo el tiempo que sea necesario hasta que yo recuerde, y si no puedo hacerlo no te burles de m铆; tal vez no era importante lo que hablaba y me conforme con que me escuches en ese momento. Si alguna vez ya no quiero comer, no me insistas. S茅 cu谩nto puedo y cuento no debo. Tambi茅n comprende que con el tiempo ya no tengo dientes para morder no gusto para sentir. Cuando me fallen mis piernas por estar cansadas para andar, dame tu mano tierna para apoyarme como lo hice yo cuando comenzaste a caminar con tus d茅biles piernas. No te sientas triste o impotente por verme como me ves. Dame tu coraz贸n, compr茅ndeme y ap贸yame como lo hice cuando empezaste a vivir. De la misma manera, como te he acompa帽ado en tu sendero te ruego me acompa帽es t煤 en el m铆o. Dame amor y paciencia, que te devolver茅 gratitud y sonrisas con el inmenso amor que tengo por ti. S脫LO PIDO 鈥 COMPRENSI脫N

Deja un comentario

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *

Scroll al inicio