Alternativas de estimulación en el domicilio

afaga alzheimer alternativas estimulacion domicilio

En estos días, vuestros familiares no pueden acudir a sus centros terapéuticos a los que acostumbraban a ir. Debido a las restricciones de movimiento y el aislamiento social que esto supone, nos encontramos en una situación en la que es recomendable trabajar con las personas con demencia determinados aspectos cognitivos y motrices para evitar el aumento del deterioro. Por ello, las psicólogas de AFAGA, Beatriz Rodríguez y Alba López, han elaborado un catálogo de recursos accesibles en el domicilio que pueden paliar parcialmente la ausencia de personal especializado.

A continuación proponemos alternativas terapéuticas usando materiales, objetos y recursos que podéis tener en casa.

  • Favoreced la orientaci√≥n: Todos los d√≠as a primera hora de la ma√Īana dedicad un momento a recordar qu√© d√≠a es (d√≠a de la semana, d√≠a del mes, mes, a√Īo y estaci√≥n). Tambi√©n le ayudar√©is a ubicarse en el espacio recordando d√≥nde vive (calle, ciudad, provincia y pa√≠s). Por √ļltimo recordad datos b√°sicos como el nombre, apellidos, nombres de hijos, etc.
  • Fomentad la lectura: Si vuestro familiar est√° en una fase inicial de la enfermedad, puede ser que aun disfrute leyendo alg√ļn libro que teng√°is por casa (tened en cuenta sus gustos y si antes de la enfermedad le gustaba leer o no). Hay otras personas que disfrutan ojeando las fotos y leyendo los titulares de las revistas, peri√≥dicos, etc.
  • ¬†Fomentad la escritura:¬†Si a√ļn mantiene la capacidad de escribir pod√©is pedirle que os ayude a escribir la lista de la compra (le vais dictando poco a poco los distintos alimentos, adapt√°ndoos¬†¬† a su ritmo). Tambi√©n pod√©is decirle que vais a escribir una carta a alg√ļn conocido y le dict√°is lo que quer√©is que escriba en un folio. Si vuestro familiar no es capaz de escribir el dictado, pod√©is probar a escribir una palabra en un folio y que √©l/ella intente copiarla.
  • Coloread:¬†Si ten√©is ordenador e impresora en casa, pod√©is imprimir distintos dibujos o mandalas para que pinte. Si no cont√°is con ello, pod√©is pintar en un folio en blanco distintas figuras geom√©tricas (c√≠rculos, cuadrados y tri√°ngulos, por ejemplo) y pedirle que pinte los c√≠rculos de un color, los cuadrados de otro y los tri√°ngulos de otro. Si ten√©is la posibilidad de imprimir, pondremos una variedad de 2 a 4 im√°genes repetidas que debe colorear de un color cada una de ellas, para discriminar los tipos.
  • C√°lculo:¬†Pod√©is escribir en un folio distintas sumas, restas o multiplicaciones para que las realice. Puede ser que a vuestro familiar le cueste hacerlo por escrito o que ya no pueda realizar el c√°lculo complejo. En este caso pod√©is fomentar el c√°lculo de una forma m√°s natural y sencilla. Ejemplos: pedirle que cuente los botones que hay en una caja, contad cu√°ntas manzanas hay en el frutero, etc. Volviendo al papel, escribid varias cifras y pedidle que las vuelva a escribir siguiendo un orden (de menor a mayor o viceversa, los pares o los impares). Otro ejercicio es que le dig√°is de palabra algunas cifras y vuestro familiar lo trascribe en un papel. Lo puede hacer con n√ļmero o con letra.
  • Estimulad la discriminaci√≥n visual/t√°ctil y la psicomotricidad fina: Colocad en una bandeja varios tipos de legumbres o tipos de pasta diferentes. Si a la persona le cuesta distinguir los distintos alimentos o se distrae con facilidad, es mejor poner solamente dos alimentos (por ejemplo arroz y macarrones). Pedidle que os ayude a quitar todos los macarrones y los ponga en otro plato. Si lo hace sin ninguna dificultad, pod√©is a√Īadir m√°s alimentos (garbanzos, lentejas, alubias, otros tipos de pasta, etc.). Los juegos de mesa os pueden ayudar. Si ten√©is el t√≠pico juego de las diferencias, donde tienen que descubrir lo que falta entre dos im√°genes casi id√©nticas, jugad con ellos. Usad tambi√©n el conocido juego del ‚Äúveo veo‚ÄĚ donde se trata de adivinar el objeto que est√° pensando el otro. La dificultad ir√° dependiendo de la capacidad que tenga nuestro familiar, d√°ndole pistas sobre c√≥mo es y para qu√© sirve ese objeto. Otro ejercicio es mezclar cartas de la baraja de un palo con una o dos de otro palo y tendr√°n que decir las que no deben estar en ¬†ese grupo. Y, por √ļltimo, aprovechad las nuevas tecnolog√≠as como el m√≥vil o el ordenador. Pod√©is ense√Īar fotograf√≠as de famosos o lugares conocidos que deben reconocer y nombrar.
  • Motricidad fina: Abrochad botones de la ropa, deshaced nudos de un cord√≥n, meted botones por un cord√≥n, clasificad pinzas de la ropa de colores coloc√°ndolas en los bordes de una caja.
  • Recortad:¬†Pod√©is darle una revista o peri√≥dico antiguo y pedirle que recorte las fotograf√≠as. Tambi√©n pod√©is marcar en un folio l√≠neas rectas o diferentes figuras para que recorte.
  • Entrenad la atenci√≥n y concentraci√≥n: es muy recomendable hacer alg√ļn ejercicio que requiera estar atento a alguna tarea concreta. Un ejercicio puede ser leer una noticia y contestar a unas preguntas al terminar, ver una imagen y describirla despu√©s de taparla -pod√©is usar fotograf√≠as significativas y trabajar as√≠ los recuerdos personales-. Otro ejercicio puede ser ir presentando cartas de la baraja y que s√≥lo se√Īale las que sean de un determinado palo, previamente dicho. Por ejemplo, ‚Äús√≥lo toca las cartas que sean de Copas‚ÄĚ. Otra propuesta es, usando un tablero de ajedrez, pod√©is hacer un dibujo con las fichas y que vuestro familiar lo reproduzca. Esta misma tarea se puede hacer en un papel y una cuadr√≠cula.
  • Juegos de palabras: se trata de realizar tareas ociosas y divertidas para trabajar las palabras. No necesitar√©is mucho material, solo el poder de la voz y el ingenio. En este sentido se pueden resolver adivinanzas, preguntas con varias opciones de respuesta en las que tengan que escoger la correcta, buscar palabras que empiecen por una letra o s√≠laba determinada. Tambi√©n pod√©is decir categor√≠as sem√°nticas para provocar una lista de palabras. Por ejemplo, nombres de pescados, pa√≠ses, objetos de cristal, de madera, nombres de mujer, etc. Otro ejercicio ser√≠a el de ant√≥nimos, en el que se le dicen palabras y el familiar debe escoger la palabra contraria a la que le dijisteis. Y una tarea que resulta muy beneficiosa es presentar parejas de palabras que tienen algo en com√ļn o una diferencia muy clara que deben descubrir. Por ejemplo, en qu√© se parece un conejo y un cerdo, en qu√© se diferencia la radio y la televisi√≥n.
  • Ejercitar la memoria: ya que es la funci√≥n que m√°s afectada est√°, podemos estimularla mediante el juego de cartas, fotograf√≠as, etc. Se presentar√°n y luego se tapar√°n para fomentar el recuerdo de lo que acaban de ver. Otro juego es el del espejo en el que vosotros hac√©is una secuencia de gestos y vuestro familiar debe repetirlo. Por ejemplo, abrir la boca y tocar dos palmas; cerrar los pu√Īos, chocarlos y abrir la mano. Se puede complicar en funci√≥n de la memoria de vuestro familiar.

Beatriz Rodríguez y Alba López, psicólogas de AFAGA

afaga alzheimer alternativas estimulacion domicilio 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio