Día Mundial del Alzheimer
Juan Carlos Rodríguez, presidente de Afaga durante la rueda de prensa ofrecida en el Concello de Vigo.

El lunes, 21 de septiembre, celebramos el Día Mundial del Alzheimer, en el marco de la compleja situación que ha dejado la pandemia de la Covid19.

La crisis vivida nos tiene que servir para reflexionar más sobre la sociedad y la importancia que damos a nuestros mayores, a las personas con demencia y a las familias, así como la necesidad de reforzar el Estado de Bienestar que hemos construido. Si para todas las personas la situación de la pandemia fue difícil, para las personas con demencia fue mucho más complicada, incomprensible y desorientadora.

Por eso, en este Día Mundial, desde Afaga Alzheimer ponemos el acento en la ESENCIALIDAD.

En primer lugar, las personas mayores y las personas con demencia son esenciales. En momentos como los que vivimos, en los que los servicios sanitarios y hospitalarios se saturaron, y empezó a decidirse sobre la vida de las personas en función de la edad o la capacidad cognitiva, consideramos que utilizar la edad o las situaciones de demencia para cribar y decidir si se atiende o no a un paciente es algo incomprensible e inhumano. Todas las vidas son importantes y todas las personas tienen derecho a la sanidad pública, universal y gratuita. Y no se puede caer en el edadismo y utilizar esto para negarles una correcta atención.

En segundo lugar, son esenciales los servicios de atención: los servicios de proximidad, los centros de día, las unidades de atención terapéuticas, los servicios públicos, que sin duda propician que la sociedad esté bien atendida. Estos recursos intermedios garantizan la sociabilidad, evitan el aislamiento de las personas y retrasan el avance del deterioro, que les permite vivir el mayor tiempo posible en su domicilio.

En tercer lugar, son esenciales los miles de profesionales que trabajan en residencias, centros de día y centros terapéuticos y servicios sociosanitarios que han estado un poco olvidados durante esta pandemia y nosotros queremos poner en valor la importante labor que realizan. Ellos también son esenciales.

Y, por supuesto, son esenciales las familias cuidadoras. Nosotros somos una asociación de familiares y queremos poner el foco de atención en la necesidad de contar con los recursos adecuados para que los cuidadores puedan realizar su labor compatibilizándola con su vida personal. Las familias con personas con demencia a su cargo pasaron momentos muy complicados y duros durante el confinamiento, a la complejidad del momento por la gravedad del virus, se añadían situaciones difíciles por la pérdida de rutinas, las situaciones de soledad, la falta de programas de estimulación, que propició un aumento de las demencias, y la sobrecarga en el cuidado.

Por todo esto, insistimos en que es esencial atender a las familias que tienen una persona con demencia en casa. Y queremos aprovechar este Día Mundial, para lanzar ese mensaje sobre la esencialidad de los servicios y de las personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + 6 =