hc3a1bitos-saludables

Cada vez hay más pruebas de que algunos factores del estilo de vida están relacionados con el desarrollo del alzhéimer, o lo contrario, hay factores en nuestro estilo de vida que pueden ayudar a protegernos, retrasar la aparición de la enfermedad, o incluso, provocar que la evolución sea lenta. Muchos de ellos son potencialmente modificables e incluyen el tabaquismo, la actividad física, la educación, el compromiso social, la estimulación cognitiva y la dieta. La modificación de la mayoría de estos factores tiene otras ventajas para la salud, aumentando los beneficios potenciales al modificar el estilo de vida del individuo.

Este interesante artículo de Carlos Spuch, Investigador Senior del Instituto de Investigación Sanitaria Galicia Sur (IISGS), explica las últimas  investigaciones sobre las causas de la enfermedad y demuestra como nuestro estilo de vida sí influye en la aparición de determinadas enfermedades, entre ellas, las neurodegenerativas.

No es posible evitar que aparezca la enfermedad, pero sí se puede retrasar su aparición y, sobre todo, envejecer con calidad.

Leer el artículo entero

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

22 − = 15