‘Esta tarde tengo clase. La única tarde de la semana. Es por esa maldita asignatura que arrastro desde el curso pasado: una mezcla de desesperanza y desidia hizo que la suspendiera y ahora no me queda más que seguir el plan de recuperación que me imponen en el bachillerato. Y, sin embargo, mientras me arreglo por las mañanas, voy silbando bajito mientras le sonrío al espejo. Y la razón no es otra más que hoy tocan croquetas’.

Así comienza el relato ‘Hoy, Croquetas’, finalista en Emotividad en nuestro IV Concurso de Relato Corto sobre Alzheimer.

Una bonita y entrañable narración.

Leer el relato entero Hoy, croquetas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

− 6 = 3